¿Cuál es la esencia de la vida? Servir a otros y hacer el bien.

Guterres pide una pausa humanitaria de cuatro días en Ucrania por la Semana Santa Ortodoxa

El titular de la ONU insta a todas las partes a unirse a su llamamiento, insta a detener el “derramamiento de sangre y destrucción” y advierte que “cientos de miles de vidas penden de un hilo”. António Guterres cifra en más de 12 millones el número de personas que precisan ayuda humanitaria y vaticina que puede aumentar hasta los 15,7 millones.

Coincidiendo con el inicio esta semana de la Pascua Ortodoxa, el Secretario General de la ONU pidió este martes una pausa humanitaria de cuatro días en la guerra entre Ucrania y Rusia.

La tregua comenzaría el Jueves Santo y se prolongaría hasta el Domingo de Pascua, el 24 de abril, explicó António Guterres durante una conferencia de prensa en Nueva York Esta acción permitiría la apertura de una serie de corredores humanitarios.

“La Pascua es una fiesta para la renovación, la resurrección y la esperanza. Es un momento de reflexión sobre el significado del dolor, el sacrificio, la muerte y el renacimiento. Se supone que es un momento de unidad. Pero este año, la Semana Santa Ortodoxa se celebra bajo la sombra de una guerra que supone la negación absoluta del mensaje de Pascua. En lugar de una celebración de la nueva vida, esta Pascua coincide con una ofensiva rusa en el este de Ucrania”, relexionó António Guterres, que alertó de que la concentración de la ofensiva en esa parte del país hará que sea más “violenta, sangrienta y destructiva”.

Añadió que la guerra ha provocado “un terrible número de víctimas civiles” que podría “palidecer en comparación con el horror que se avecina” y destacó que “no se puede permitir que esto ocurra. Cientos de miles de vidas penden de un hilo”.

El 40% de todos los ucranianos que aún quedan en el país pueden necesitar ayuda humanitaria

El plan de Guterres se basa en dos “requisitos esenciales”: permitir el paso seguro de todos los civiles que estén dispuestos a abandonar las zonas de enfrentamiento y permitir la entrega segura de ayuda humanitaria en las zonas más afectadas por el conflicto, como Mariupol, Kherson, Donetsk y Luhansk.

El titular de la ONU detalló que la Organización está preparada para enviar convoyes de ayuda humanitaria durante este periodo a estas zonas y que ya ha presentado planes concretos a las partes en conflicto.

“Las necesidades humanitarias son extremas. La gente no tiene alimentos, agua, suministros para tratar a los enfermos o heridos o simplemente para vivir el día a día”, alertó.

Ante esta comprometida situación, cifró en más 12 de millones el número de personas que precisan ayuda humanitaria y vaticinó que ese registro puede aumentar hasta los 15,7 millones, que supone alrededor del 40% de todos los ucranianos que aún quedan en el país.

Además, recordó que durante las últimas siete semanas se ha prestado asistencia a unos 2,5 millones de personas, muchas de ellas en el este de Ucrania.

“Por todas estas razones de vida o muerte, hago un llamamiento a rusos y ucranianos a que silencien las armas y allanen el camino a la seguridad de tantas personas que corren un riesgo inmediato. Los cuatro días de Pascua deberían ser un momento de unión para salvar vidas y fomentar el diálogo con el fin de acabar con el sufrimiento en Ucrania”, destacó el titular de la ONU.

“Salven vidas. Detengan el derramamiento de sangre y la destrucción.Abran una ventana para el diálogo y la paz. Mantengan la fe en el significado y el mensaje de la Pascua”, finalizó Guterres.

Fuente de información Noticias ONU Mirada global Historias humanas

About the Author

INFANCIA NOHE

NOHE es una organización no gubernamental internacional que promueve los derechos del niño. Trabaja desde 2015 por un mundo que respete y valore a todos los niños; promover su participación como agentes de cambio.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

You may also like these